Consejos para un correcto mantenimiento de los nuevos vehículos diésel tras la entrada en vigor de la normativa europea Euro 6

ImprimirImprimir en PDF

El pasado 1 de septiembre entró en vigor la normativa europea Euro 6, que supone un paso más en la disminución de las emisiones de vehículos diésel, de forma que se acerquen cada vez más a los límites establecidos para los vehículos de gasolina.

Según esta normativa, los vehículos diésel de nueva fabricación no podrán emitir a partir de esa fecha más de 80 mg. de óxido de nitrógeno por km., reemplazando así el anterior límite de 180 mg/km (el límite en los vehículos de gasolina se mantienen en 60 mg/km). Los fabricantes de los vehículos tienen, en todo caso, de plazo hasta el 1 de enero de 2015 para adaptarse totalmente a los cambios y que todos los vehículos nuevos que se vendan en los países comunitarios cumplan ya con esos límites.

Cada fabricante utilizará el sistema que crea más conveniente para alinearse con la normativa, o bien instalar catalizadores en el vehículo o aditivar el combustible con una solución elaborada a base de urea denominada Adblue.

Algunos talleres mecánicos cuentan ya con el equipamiento necesario para hacer frente al mantenimiento de los vehículos que incluyen estos dispositivos, dado que hay actualmente en circulación vehículos dotados con los mismos, si bien hasta ahora suponían un tipo de cliente minoritario.

Desde la Asociación Empresarial de Automoción y Náutica de Baleares (ASEMA), que agrupa a unos 600 talleres mecánicos de Mallorca, Menorca e Ibiza, queremos hacer llegar a los usuarios y futuros usuarios de estos vehículos dos consejos muy importantes para un correcto mantenimiento y, por tanto, para una vida más larga del mismo:

- El aditivo Adblue ha de ser agregado al vehículo por un taller que cuente con el equipamiento necesario, tanto para realizar esta operación, como para que el vehículo registre debidamente el cambio en su ordenador de a bordo. Por ello, aconsejamos a los conductores de este tipo de vehículos que acudan siempre a un taller preparado para darles el servicio adecuado en este sentido.

- Los catalizadores de este tipo de vehículos son más sofisticados y más sensibles a los materiales con los que trabajan. Por ello, el aceite lubricante que utiliza debe ser el adecuado para este tipo de dispositivo, ya que emplear uno que no lo sea podría suponer la destrucción del catalizador y la necesidad de sustituirlo por uno nuevo, algo que supondría un coste elevado para el usuario. Nuestro consejo en este caso es que se aseguren de que el aceite lubricante que se usa para su vehículo sea el adecuado para su tipo de motor.

Desde ASEMA queremos recordar además que un correcto mantenimiento del vehículo se traduce en seguridad al volante, tanto para nosotros como para los que circulan a nuestro alrededor.

Sense definir