El taller tiene derecho a retener un vehículo hasta que se le abone la factura, tal como indica el Código Civil

ImprimirImprimir en PDF

Desde ASEMA queremos recordar a nuestros asociados una cuestión importante: caso de que un cliente quiera llevarse su vehículo antes de abonar la factura correspondiente, el taller puede retener el coche en cuestión hasta que se efectúe el pago por el servicio realizado.

Este derecho está amparado por el artículo 1.600 del Código Civil, en el que se indica literalmente que “El que ha ejecutado una obra en cosa mueble, tiene el derecho de retenerla en prenda hasta que se le pague”. De esta manera, si el cliente quisiera llevarse el coche por la fuerza estaría incurriendo en un delito tipificado en el Código Penal.

En todo caso, es necesario recordar también que si el valor de reparación es superior al presupuestado, este debe haber sido notificado por el taller y aceptado por el cliente.

Asimismo, no cabe reclamar la custodia del vehículo si no se ha comunicado por escrito al cliente de forma clara la fecha de inicio de la citada custodia. Si utilizas las hojas de resguardo de depósito o de reparación de ASEMA no debes preocuparte, porque ya cumples con este requisito.

Si hay desacuerdo entre las partes, el cliente debe abonar primero la factura y después hacer la reclamación pertinente, salvo si dispone de una orden judicial para retirar el vehículo.

Finalmente, queremos recordaros que en ASEMA contamos con un modelo de cartel informativo sobre el derecho de retención del vehículo que está a disposición de los socios en nuestras oficinas. Te recomendamos que lo exhibas en tu taller, así que si quieres uno, sólo tienes que contactarnos en el teléfono 971 43 08 88 o a través de la dirección de correo electrónico administracion@asema.info.

 

Sense definir