Los talleres españoles podrían ingresar 15.500 millones al año, frente a los 12.000 actuales, con un parque móvil más joven

ImprimirImprimir en PDF

El sector posventa tiene un potencial de ingresos de 15.500 millones de euros anuales, frente a los 12.000 millones actuales, si se realizaran todas las reparaciones que corresponden al tamaño actual del parque automovilístico y teniendo en cuenta la edad y los kilómetros recorridos de los vehículos, según el informe “Presente y futuro del sector de la posventa” presentado por la consultora Audatex.

De esa cantidad, los ingresos por mantenimientos –preventivos y correctivos– y averías aportarían la mayor parte, con unos 8.000 millones de euros, seguidos del área de carrocería (4.500 millones) y neumáticos (3.100 millones).

En su estudio, la consultora experta en soluciones digitales para el sector posventa aporta la cifra potencial de ingresos para mostrar el margen de crecimiento del sector, que en 2014 cerró con un volumen de ingresos de 12.000 millones de euros, incluyendo el área de neumáticos.

Aunque para alcanzar ese potencial máximo es necesario que confluyan diversos factores, uno de los principales requisitos es que se frene el progresivo envejecimiento del parque automovilístico, en el que el 53 por ciento de los vehículos ya supera los diez años de edad, lo que sigue repercutiendo en el volumen de facturación, que todavía no ha retomado la senda del crecimiento.

Según destaca Audatex, este envejecimiento se irá reduciendo con el progresivo aumento de las matriculaciones, hecho que ya se produce desde el año 2013 y que se refleja en un tímido repunte de los vehículos de menos de cinco años, que son precisamente los que mayor rentabilidad aportan a los concesionarios y talleres en general.

Aún así, en 2017 todavía habrá 16 millones de vehículos con más de diez años, lo que supondrá el 63 por ciento del parque, afectando de forma directa en la facturación, donde el 33 por ciento procederá de estos vehículos, frente al 18 por ciento justo antes de la crisis, en el año 2007.

Dado que los vehículos más jóvenes –de menos de cinco años– son los que recorren un mayor número de kilómetros (18.870 anuales), su repunte reactivará la actividad de los talleres debido a un aumento de las reparaciones como consecuencia del mayor uso del vehículo. Esto también elevará la rentabilidad de los concesionarios porque el coste de reparación de un vehículo joven es un 12 por ciento superior al de uno de más de diez años.

Pero este rejuvenecimiento paulatino del parque todavía es incipiente y requerirá bastantes años para volver a los niveles precrisis, cuando el 46 por ciento del parque tenía menos de cinco años. Por eso, Audatex señala que la mejora de la eficiencia y rentabilidad de los concesionarios vendrá dada, sobre todo, por la innovación tecnológica y la mejor gestión de la información del ámbito de la posventa –especialmente del recambio, que representa el 51 por ciento del coste de cada reparación–.

En este sentido, estas vías, junto con la movilidad y el mundo digital, pueden incrementar la eficiencia de los concesionarios en un 15 por ciento, repercutiendo en los ochos pasos de los que consta el proceso de reparación, desde que el vehículo entra hasta que sale del taller.

Sense definir