Preguntamos a nuestros socios qué les parecen los servicios de ASEMA y cómo podemos mejorarlos. ¿Quiéres saber qué dicen?

ImprimirImprimir en PDF

En ASEMA nos hemos puesto como reto mejorar tanto los servicios que ofrecemos como la manera en la que los damos a conocer. Y por ello hemos iniciado una serie de entrevistas con socios de la organización que nos expliquen cómo hemos colaborado con ellos hasta el momento y en qué podríamos mejorar como asociación.

Hemos empezado con Joaquín Aroca, jefe de taller de Ponsaroca, situado en el Polígono de Son Castelló, y con Salvador Palenzuela, propietario de Neumáticos y Servicios Palenzuela, de la localidad de Campos, que nos cuentan cómo ha sido su relación con ASEMA y nos ofrecen ideas para que nuestra labor sea cada día más útil para los talleres de Baleares.

Así, Joaquín Aroca comienza por su primer contacto con ASEMA. "A los pocos días de abrir el taller en Palma vino una posible sanción de Industria de 3.000 euros porque estaba pendiente de demostrar que tenía todos los requisitos en regla para la apertura del taller. Hablé con ASEMA, me hice socio y me fueron solucionando todos los trámites que tenía que hacer para probar que tenía todo en regla, de manera que al final no hubo sanción", nos cuenta Joaquín.

 

Además de estos trámites, "ASEMA me facilitó hacer el curso de jefe de taller (entonces obligatorio) y el de gases fluorados". "Desde entonces han pasado 4 años y he seguido utilizando sus servicios para diversas consultas, como por ejemplo sobre licencias para abrir otros locales", señala Joaquín Aroca, quien recuerda que también han organizado cursos sobre cambio automático en las instalaciones de la asociación, ya que son los únicos que reparan este sistema en Mallorca.

Como única pega, Joaquín nos cuenta que la asociación podría ofrecer más formación. Tal como él señala, ASEMA ofrece fundamentalmente los cursos que son obligatorios en todo taller, pero a su juicio sería importante hacer otro tipo de cursos, "como por ejemplo de electrónica, que es en lo que menos están especializados los talleres".

Más formación es también lo que nos pide Salvador Palenzuela, especialmente en lo relativo a gestión administrativa y comercial del taller. Y es que, para Salvador, "cuantos más servicios ofrezcas a los clientes y más agradable seas, mejor será para tu empresa".

Salvador es un veterano en nuestra asociación, ya que entró en ella en 1990. "Desde entonces, siempre que tengo algo especial que tratar acudo a ASEMA". Su última experiencia con los servicios de la organización se produjo cuando desde el SEPRONA le dijeron que con su licencia no podía hacer cambios de aceite. "Me ayudaron a darme de alta en la especialidad de mecánica, que era lo que me solicitaban, y ahora está todo en regla, incluida el alta en el Ministerio de Medio Ambiente".

Así, Salvador Palenzuela asegura estar contento con ASEMA, "en todo lo que han podido me han ayudado". Y nos hace una última propuesta: "Hace años los talleres estaban más unidos, y ahora se han separado un poco, por lo que creo que habría que intentar que estuvieran más implicados entre ellos y con ASEMA, promoviendo una mayor colaboración con la asociación". ¡Tomamos nota Salvador!

Sense definir